• Una dieta vegana reduce el riesgo de desarrollar enfermedades degenerativas crónicas como la obesidad, la hipertensión y la diabetes de tipo 2, debido a la baja ingesta de grasas saturadas. Éstas se encuentran en su mayoría en carnes ricas en grasas en aves de corral, además de en los productos lácteos.
  • Los veganos no consumen grasas animales ni colesterol, por lo que tienen menos probabilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares (que matan al año a más de cinco millones de personas). Puedes incluso revertir algunos de los daños hechos a tu corazón haciéndote vegano.
  • Se considera a las dietas vegetarianas y veganas protectoras de cáncer. En particular, una dieta vegana previene algunos tipos de cáncer, entre los que se incluye el de colon, mama, próstata, estómago, pulmón y de esófago.
  • Si tu objetivo es ponerte en forma, puedes perder peso sin contar calorías o carbohidratos y sin medir raciones o pasar hambre.
  • La gente que quiere comer una escala por debajo en la cadena alimenticia o comer comida más basada en las plantas suele tener menos casos de estreñimiento, hemorroides y enfermedades de colon. También reduce la huella ecológica.
  • La Agencia de Protección Medioambiental de EEUU (EPA) estima que casi un 95% de los residuos de pesticida en la dieta vienen de la carne, el pescado y los productos lácteos. Al hacerte vegano, puedes controlar la ingesta de toxinas dañinas para tu cuerpo.
  • Una dieta vegana está llena de alimentos que impulsan tu sistema inmunológico, como la fruta fresca, verduras, fibras en grano completo, frutos secos, legumbres y productos de soja.
  • Las frutas y verduras están muy relacionadas con los fitoquímicos antocianinas y carotenoides, que tienen efectos anti-cancerígenos en general.
  • Las frutas del bosque, las hierbas y especias y las verduras verdes son fuentes ricas en antioxidantes. El consumo de estos productos en una cantidad adecuada desciende la probabilidad de desarrollar enfermedades cerebrales como el Alzheimer y el Parkinson.
  • En comparación con las dietas vegetarianas, las veganas suelen contener menos grasas saturadas y más fibra dietética, lo cual ayuda a purificar el cuerpo de forma natural.
  • La reducción de lácteos, carne y huevos a menudo lleva a un alivio de síntomas en varios tipos de alergias.
  • Los veganos comen más frutas y legumbres que los omnívoros. La dieta aumenta el vigor y el estado de alerta y te proporciona más energía para aguantar durante el día, en comparación con la carne.
  • Se cree que la eliminación de los lácteos ayuda a las mujeres que sufren el síndrome premenstrual. Muchas mujeres han compartido su experiencia sobre cómo los síntomas se vuelven mucho menos intensos o incluso desaparecen al cambiarse a una dieta vegana.

Articulo elaborado por nuestra compañera sara Maruhenda .

Author

Write A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies